Alejandro Gómez de la Cruz (Icofunding), en el “Ágora FIFED”: “Las ICO necesitan más supervisión que regulación”

 

Sumamos conocimientos e innovación para impulsar el desarrollo económico

 
 El invitado, en el centro, junto al presidente de FIFED, Vicente García Gil (dcha.), y el secretario, Juan Carlos Rodríguez Maseda.

El invitado, en el centro, junto al presidente de FIFED, Vicente García Gil (dcha.), y el secretario, Juan Carlos Rodríguez Maseda.

 

 

Alejandro Gómez de la Cruz es de esas personas que hablan a la misma velocidad que piensan, lo que, en su caso, es un ritmo vertiginoso, por lo que seguirlo al detalle requiere de una gran concentración.

Tiene tantas cosas que decir que no quiere dejarse ninguna en el tintero, por eso llegó a nuestro “ágora” con una presentación, para que toda la información que atesora y la pasión que siente por el tema no le hicieran perder el hilo.

El CEO y cofundador de Icofunding y Coin Governance System (CGS) y recientemente elegido presidente de AETOK, la Asociación Española de Tokens e ICOs, de la que FIFED es organización participante, estuvo con nosotros el pasado 26 de septiembre para darnos una clase magistral sobre las Initial Coin Offering (ICO). Nos habló de las ventajas y desventajas de una ICO y de los distintos estándares de tokens y nos dio definiciones muy claras y depuradas de términos ya manidos como blockchain, bitcoin o smart contract, pero con los que no siempre hay consenso.

La “clase” de este abogado –“solía decir que lo era, pero ahora no sé lo que soy”- fue tan provechosa que incluso nos dibujó la anatomía de una transacción y nos sorprendió con comparaciones tan elocuentes como que Bitcoin es un tractor y Ethereum, un Ferrari: “¿Con cuál te quedas? Pues depende de para lo que lo quieras”, sentenció.

Pero este estudioso y profesional de las ICO, que en 2015 montó el equipo de blockchain de Grant Thornton y lleva involucrado en el ecosistema desde 2011, primero compaginando esta pasión con el ejercicio de la abogacía en despachos como Allen & Overy y KPMG, también dejó margen para las opiniones personales y, en ese terreno, tiene claro que la regulación no debe frenar el desarrollo de la tecnología.

“Cuando el ecosistema es inmaduro se producen muchos cambios. En ese contexto, la regulación detiene la evolución y, además, corre el peligro de quedarse desfasada en poco tiempo”, explicó, ya que cree que con la ley actual se pueden regular productos o servicios novedosos y que el problema está en que los reguladores no conocen a fondo el trabajo de los desarrolladores.

“Las ICO necesitan supervisión más que regulación”, continuó, porque para Alejandro Gómez de la Cruz, los problemas a los que se enfrentará el sector serán de corte técnico más que jurídico y la punta de lanza está en la educación financiera, un tema recurrente en nuestro “Ágora FIFED”.